¡Protegidos de la bomba atómica por el rosario!

¡Protegidos de la bomba atómica por el rosario!

En 1945, en el momento de la explosión de Hiroshima, 4 jesuitas, rezando fielmente el rosario, estaban a 100 metros del impacto de la bomba. Alrededor, todo fue afeitado, no quedó nada. Fueron los únicos supervivientes, sin ninguna contaminación radiactiva...