El Rosario de los niños y de los jóvenes

El Rosario de los niños

« Dejad los niños venir a mi. »

 

Los niños son los preferidos de Jesús.
La oración de los niños es la más poderosa sobre el corazón de Dios.

Oración

« Jesús tu que amas tanto los niños, escucha mi oración.
Te ruego por el mundo que tiene tanta necesidad de tu ayuda,
Y la ayuda de tu madre, María.
Jesús y María, libera el mundo de todo mal.
Aportad la paz y el Amor en todos los corazones.
(Piensa algunos instantes, en silencio, a un momento de la vida de Jesús: su nacimiento, o un milagro, o su Pasión…)

Padre Nuestro + 10 Dios te Salve María

« Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amén.

Jesús, María y San José, vosotros que formáis la Santa Familia, yo os confío mi familia. Protegednos y guardadnos unidos.

Señor, yo acepto de dejarme amar por Ti. Yo me pongo a la escucha de tu voluntad. Ayúdame a dar lo mejor de mi mismo. Y yo te suplico, revela tu Amor a todos los jóvenes.

Oración de San Juan Pablo II

“Oh Madre de Misericordia, nosotros confiamos a tu corazón y a tu amor el pueblo entero y la Iglesia de esta tierra. Guárdanos de toda injusticia, de toda división y de toda guerra.


Oh Madre de Cristo, sed nuestro consuelo y dadle fuerzas a todos los que sufren: A los pobres, a los enfermos, a los mal amados, a los abandonados. Dadle la paz a nuestra tierra dividida; y a todos, la luz de la esperanza. Así sea.»

Notre-Dame de Myans

El Rosario de los jóvenes

« Yo os prometo un avenir excitante, si vosotros rezáis y recibís mis sacramentos » dice Jesús.

Oración

« Señor, nosotros te ofrecemos este Rosario por nuestro mundo tan perturbado:
Protégelo contra el mal, la violencia y la injusticia. Nosotros que tenemos la misión de construir el mundo del mañana, guíanos y dadnos la fuerza de tu Espíritu Santo, para construir un mundo de paz, de amistad y de alegría!
(Pensar algunos instantes en silencio a un momento de la vida de Jesús)

Padre Nuestro + 10 Dios te salve María

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en un principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amén.

San Miguel Arcángel, de vuestra luz ilumínanos, San Miguel Arcángel, de vuestras alas protégenos, San Miguel Arcángel, de vuestra espada, defiéndenos de todo mal y del pecado; haz de nosotros hijos de la luz.

Señor, yo acepto de dejarme amar de Ti. Yo me pongo a la escucha de tu Voluntad. Ayúdame a dar lo mejor de mi mismo. Y yo te suplico, revela tu Amor a todos los jóvenes.

Oración de San Juan Pablo II por la Paz

«Oh Madre de Misericordia, nosotros confiamos a tu corazón y a tu amor el pueblo entero y la Iglesia de esta tierra. Guárdanos de toda injusticia, de toda división y de toda guerra.
Oh Madre de Cristo, sed nuestro consuelo y dadle fuerzas a todos los que sufren: A los pobres, a los enfermos, a los mal amados, a los abandonados. Dadle la paz a nuestra tierra dividida; y a todos, la luz de la esperanza. Así sea .»

Notre-Dame de Myans

Rezando el Rosario por el Mundo

Potencia del Rosario

El Rosario de los jóvenes

El Rosario de los enfermos